¡Ya sale el sol!

» Durante años, los únicos amaneceres que veía eran cuando regresaba de marcha, todo tirado y dejado, normalmente en un estado lamentable, y muy bebido.

Volver a tener la oportunidad de ver salir el sol y poder contemplarlo desde la sobriedad y serenidad, sin duda ha sido la recompensa más grande que he tenido en esta vida»

Es fácil hacer leña del árbol caído pero cuando se trata de alcohol o drogas en general, no seamos tan vanidosos y prepotentes porque ese «árbol» mañana puedes ser tú o uno de los tuyos.

La culpabilidad es muy, pero que muy difícil de trabajar. La culpabilidad con la que carga y arrastra un enfermo alcohólico … inimaginable.

Cuando una persona decide recuperarse y abandonar ese infierno y oscuridad en la que se ha sumido por vivir una vida artificial a través del consumo, le cuesta mucho avanzar porque ese peso se lo impide.

Está claro que cualquier persona que haya navegado por el submundo del consumo no habrá tenido unos comportamientos muy correctos ni unas conductas apropiadas, y que en su trayectoria y recorrido, habrá lastimado los sentimientos de unas terceras personas voluntaria o involuntariamente. Pero, para progresar y sanar hay que soltar lastre porque de otro modo, es totalmente imposible evolucionar y crecer como persona.

Comprendo que las personas que se han visto afectadas se sientan molestas, decepcionadas, y desconfiadas con nosotros, pero hay que pensar que todo el mundo se merece la oportunidad de rectificar e intentar llevar una vida mejor a pesar de lo que haya podido hacer.

Soy un gran defensor de la recuperación alcohólica y me alegra ver como cada día muchas personas deciden ponerse en tratamiento o recuperarse.  No justifico en ningún momento las consecuencias que esa vida anterior desordenada haya podido ocasionar, pero creo que debemos, todos en general, dejar de ser tan intolerantes y aprender a confiar mientras exista un cambio y no nos demuestren lo contrario.

¡Vayamos a ver como sale el sol!

3 Comments

  1. Elena Guisado en Facebook el 19 febrero, 2016 a las 6:44 am

    Cuando consumimos no somos conscientes de lo que hacemos,puedo decir que nuestros sentimientos están anestesiados y el mal que hacemos no lo sentimos como en la realidad.Leer más ..

  2. Martin James en Facebook el 19 febrero, 2016 a las 4:14 pm

    Cuando consumia todos los dias eran oscuros y aciagos, ni prestaba atencion a la maravilla que es salir el sol u observar la luna con las estrellas; nada de eso nos concernia solo era beber y pensar en como hacerlo, la fiesta, la dejadez y la deLeer más ..

  3. Joana Maria Yya en Facebook el 19 febrero, 2016 a las 6:48 pm

    Me dais esperanzas porque el siente lo mismo que vosotros te quiero mi niño aunque no te tenga con migo ❤

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.