¿Y si los resultados no son los que se esperaban?

 

«En primer lugar acabemos con Sócrates, porque ya estoy harto de ese invento de que no saber nada es un signo de sabiduría» Isaac Asimov

 

 

La intención de querer dejar de beber no es «por» o «para»,sino «porque».

Dejamos de beber porque hemos enfermado y si seguimos consumiendo,probablemente las consecuencias serán mayores y dramáticas.

Dejar de beber por o para: Por alguien,por solucionar, para demostrar,para impresionar,para convencer,para conseguir,… muy probablemente traerá unos resultados no esperados:  ¿Por qué? Porque lo hemos decidido como una acción más alcohólica.

Los enfermos nos creemos en nuestra fantasía alcohólica que el mundo nos debe algo y,cuando dejamos de beber,nos lo tiene que dar.

Pero la historia no funciona tan simple. Al mundo le importa muy poco si dejas o no dejas de beber. Probablemente sólo le importa a tu entorno y especialmente debería hacerlo a ti mismo.

¿Y si los resultados no son los esperados qué …,volveremos a beber?

La recuperación debe ser un entrenamiento.

Debemos entrenarnos mental y emocionalmente para soportar todo lo que venga,aunque muchas veces no cumpla nuestras expectativas,para soportar la competitividad y presión social sin que se despierte la necesidad de irnos corriendo a refugiarnos en la botella.

La intencionalidad debe ser pura y pretender sanarnos,no obtener un beneficio extra de ello.

Suena muy duro,pero cuando un alcohólico deja de beber …no está haciendo nada extraordinario sino simplemente lo que debe.

1 Comment

  1. Enrique Román Martinez en Facebook el 6 mayo, 2015 a las 4:22 pm

    Buenas tardes, por eso es bueno no crearse falsas expectativas, el dejar de beber es ni mas ni menos lo que debemos de hacer.Leer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.