«La madurez del hombre es haber recobrado la serenidad con la que jugábamos cuando éramos niños» Nietzche

Excepto las primeras salidas iniciales cuando eres joven y empiezas a consumir donde la preocupación por parte de los padres es lógica y normal,todo lo que pase después o signifique implicar a terceros por el comportamiento que adoptas cuando bebes,especialmente creando una tensión y angustia cada vez que lo haces,ya se convierte en enfermizo. No sólo para ti,sino para los demás.

Las primeras juergas y pérdidas de control con abuso en las que no hay consecuencias graves que lamentar se convierten en anécdotas graciosas que contar a los demás. Lentamente y sin darte cuenta,buscando la «gracia»,han pasado años y ya eres un consumidor que utiliza el alcohol asociado a algo placentero y desinhibidor.

A unos les va bien,a otros no tanto.pero poco a poco vas arrastrando a los demás a vivir en un clima de preocupación permanente. Si eso es así,tú no bebes,preocupas.

Cada vez que sales por la puerta hay alguien a quien se le disparan todas las alarmas. Tu diversión y «celebración continua» (el alcohólico siempre tiene algo que celebrar :Desde si gana tu equipo porque estás contento como si pierde porque estás triste y quieres olvidarlo) crea una angustia colateral:» ¿Cómo vendrá? ¿Qué le pasará? ¿Se meterá en líos,se gastará el dinero,se va a pelear…?»

Existe un tópico que agrava mucho esta situación respecto a la conducta que tienes cada vez que bebes. Éste es que parece que no sabes beber cuando en realidad,si eso está sucediendo con frecuencia,no es que debas aprender a hacerlo,sino parar y buscar ayuda si es necesario.

Beber alcohol por placer o como diversión sin consecuencias y efectos colaterales en un marco de la moderación no tiene por qué ser malo. Otra cosa muy distinta es «utilizar» el alcohol para convertirte en la persona que no te atreves a ser sobrio. Ahí ya se está gestando algo;el nacimiento de una enfermedad.

Beber y descontrolar o abusar frecuentemente es vivir para preocupar. Lo mires por donde lo mires.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.