Vivir dentro de una botella

 

Todo tiene una explicación a nuestra conducta. cuando esta es consecuencia del consumo.

Todos esos comportamientos tan propios y similares de los alcohólicos como el sedentarismo, la desilusión, los continuos cambios de carácter e inestabilidad emocional no son por casualidad.

Cuando digo que vivimos dentro de una botella no lo hago metafóricamente sino literal. Vivimos atrapados en su interior y todo atisbo o amago de alegría, bienestar, ilusión, ganas de hacer cosas, proyectos, buenas y bonitas palabras, son cuando estamos en ella.Cuando asomamos la cabeza fuera … el mundo ya no nos parece tan agradable y encantador: la fantasía, los sueños, las buenas intenciones, y todo eso tan esperanzador como lo veíamos se transforma en todo lo contrario debido al exceso de realidad al que nos vemos sometidos.

El exceso de realidad nos da pánico.

No estamos acostumbrados a afrontarla si no es, al igual que los caracoles o tortugas, dentro de nuestra coraza.

No soportamos la presión sin ir bebidos o con la dosis necesaria. Nos debilitamos enseguida y reaccionamos infantilmente o mandándolo todo al carajo y despreocupándonos. Todo pierde su interés, nada es como habíamos imaginado o fantaseado cuando estábamos bajo los efectos del alcohol.

Ante cualquier contrariedad, pequeño obstáculo o adversidad ya arrojamos la toalla. Nuestra capacidad de decisión depende del alcohol que llevemos, al igual que nuestro estado de ánimo y humor como la valentía para saber vivir.

Cuando estamos muy enganchados al alcohol y contemplamos muy por encima la idea de dejarlo o vivir sin él, nos entra miedo y nos asustamos. En realidad, aunque no aceptemos o reconozcamos la enfermedad, sabemos que no somos capaces de vivir sin refugiarnos en la botella.

Por ese motivo huimos de toda ayuda y consentimos navegar aún sin rumbo por cualquier mar a la deriva con tal de hacerlo dentro de nuestra botella antes que salir de ella y nadar, aunque sea con dificultades y a contracorriente para llegar a la orilla y salvar nuestra vida.

Podemos mirarlo por donde queramos pero el alcoholismo es una de las enfermedades más complejas que existen porque sin la predisposición e intervención del enfermo … poco hay que hacer.

[youtube]https://youtu.be/Wb0Jmy-JYbA[/youtube]

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.