Vergüenza no nos tiene que dar dejar de beber, vergüenza tenemos que tenerla yendo siempre bebidos.

¿Tabúes?, ¿Estigmas? ¿Estereotipos? ¿Qué pensarán porque estoy en tratamiento? ¿Acudir en busca de ayuda? ¿Aceptar que estamos enfermos?,… esto nunca nos debe importar o dar vergüenza. Lo que sí es preocupante es no ponernos en tratamiento o pedir ayuda por vergüenza a ello.

Dejar de beber cuando se ha enfermado de alcoholismo es lo que hay que hacer, todo lo demás (ocultarlo, disimularlo, experimentar e intentar controlar, moderar cuando ya no hay remedio, etc….) no son más que parches o como digo yo, intentar apagar un fuego echándole gasolina.

El alcoholismo es una enfermedad y sin tratamiento … no hay recuperación.

No es una enfermedad que se vaya por sí sola, con el tiempo, o mucho menos cuando nos venga una «buena racha». Tampoco se va por cubrir algunas carencias emocionales (por tener pareja, hijos, etc.) o social-económicas (encontrar trabajo, arreglar situaciones judiciales o deudas, etc)

No comprendo muy bien eso de tener vergüenza el que la gente descubra que vamos a un profesional o a un centro para dejar de beber y que nos ayuden si mientras estamos en activo y consumiendo es realmente cuando más se nota, delata, y se observa.

¿No va la gente al médico, al psicólogo, psiquiatra o cualquier profesional en busca de ayuda cuando tiene una patología, dolencia o cualquier enfermedad? Entonces, ¿Por qué no lo hacemos cuándo podemos tener alcoholismo?

¿Acaso nuestra resistencia a aceptar esta enfermedad nos lo impide? Sí, probablemente sea eso: la negación, el no reconocer que el alcohol es la causa y no una consecuencia de otros males hace que muchas veces ese sea el motivo de esa absurda y a veces letal resignación a dejarse ayudar.

¿Qué tengo problemas de alcohol, consecuencias por beber, pérdidas de control cada vez que consumo, deterioro físico y cognitivo, desorganización, confusión, pensamientos obsesivos, celos patológicos, paranoias, etc por mi trayectoria de consumo prolongado? … ¡No pasa nada: solicitar ayuda, ponerse bien … y punto!

¿Vergüenza? ¡Vergüenza hay que tenerla cuando vamos colocados día sí, día también o cuando cada fin de semana o frecuentemente montamos un pollo, escándalos, o simplemente vamos deambulando por la vida arrastrándonos, diciendo tonterías, haciendo el payaso, buscando conflicto, ofendiendo, despreocupándonos de nuestras responsabilidades, y muchas más actitudes propias de la embriaguez! ¡Ahí sí que hay que tener vergüenza! Pero, ¿Por intentar recuperarnos y llevar una vida normal…? ¡Eso no da vergüenza, eso lo que da es fuerza, motivación, superación, y crecimiento como persona!

3 Comments

  1. Enrique Román Martinez en Facebook el 17 abril, 2016 a las 6:59 am

    Buenos días, claro que no nos debería dar vergüenza curarnos, ponernos en tratamiento, pero. Curarnos de que, por que, para que, y por quien.Leer más ..

  2. Enrique Román Martinez en Facebook el 17 abril, 2016 a las 6:59 am

    Buenos días, claro que no nos debería dar vergüenza curarnos, ponernos en tratamiento, pero. Curarnos de que, por que, para que, y por quien.Leer más ..

  3. Martin James en Facebook el 17 abril, 2016 a las 8:00 pm

    yo era de los que me avergonzaba y era muy introvertido, era como digo yo muy bobalicon, verguenza daba el haberme arrastrado por mi dosis diaria, deambulando sin direccion y pasando de todo en la vida, eximia cualquier responsabilidad y tenia uLeer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.