» ¡Una más! «

«La última, la penúltima, otra más y nos vamos, …» son las expresiones que mejor delatan el alcoholismo.

Nos empeñamos en utilizar baremos caseros para evaluar y autodiagnosticar guiándonos por las cantidades,lodos tipos de bebida, las frecuencias de consumo, y similares para saber si somos bebedores de alcohol o enfermos, cuando por norma general la respuesta está en las conductas.

Dime cómo bebes y te diré que eres.

La actitud en el consumo, el uso que se pretende darle, y el efecto que se busca, ya dicen casi todo el diagnóstico.

Lo diré de otro modo más sencillo: Quién bebe y no está enfermo, no actúa como tal. No bebe con impulsividad, no tiene la necesidad de hacerlo, no necesita el alcohol para afrontar las situaciones cotidianas, y cuando consume su único fin es placentero y distendido sin que la bebida le haga ser otro diferente.

«Una más. …» puede convertirse en «Una menos hacia la libertad «.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio