Un camuflaje muy vistoso

 

«Más allá de lo ficticio que proyectamos,existe una realidad que ocultamos» Zule

 

Es un desgaste total el intentar encubrir o disimular un exceso de consumo o un uso frecuente de él cuando los síntomas ya detectan el problema.

Los síntomas de esta enfermedad,el alcoholismo,no son sólo los típicos a los que estamos acostumbrados.ir embriagado,balbucear,mirada perdida y ausente,decir tonterías o comentarios fuera de lugar,trabarse,comportarse inapropiadamente,etc.

Hay muchas más manifestaciones que delatan una dependencia o un uso frecuente del alcohol que de alguna manera,podríamos asociarlos perfectamente a ello. Especialmente la comunicación no verbal y el comportamiento social (antisocial)

La primera,es cuando sobran las palabras o esperar a los comentarios para de,sólo un primer vistazo,comprender que a esa persona le pasa algo extraño (por supuesto,si es alcohólico será porque ha bebido o porque le falta el alcohol). Desde nerviosismo,inestabilidad,mirada huidiza,hablar descoordinando o forzando y midiendo las palabras,la forma de caminar,moverse,gesticular. Los «avisos» previos para faltar o llegar tarde y así evitar la confrontación (¡Cariño,me quedaré un rato más que está todo el mundo!»-este sería el ejemplo clásico)

Por lo que se refiere a la parte social,una persona con problemas de alcohol no puede llevar nunca una vida normal. Tendrá ausencias injustificadas,se aislará de los grupos o amistades donde se sienta controlada.huirá de reuniones o actos donde no pueda consumir o no haya alcohol, reducirá su entorno y zona de confort a la máxima expresión (Bar-sofá-tele.cama)

Quiero decir,que un enfermo alcohólico puede ocultar muchas veces que ha bebido,puede tener engañado a unos cuántos,puede disimular durante un tiempo,pero …esta enfermedad siempre acaba saliendo a la luz.[youtube]http://youtu.be/7v2GDbEmjGE[/youtube]

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.