¡Trabajo, trabajo, trabajo!

Esa idea generalizada de que salir de una adicción o superar una enfermedad como el alcoholismo es muy difícil y pocos lo consiguen, es un concepto equivocado.

Del alcohol y las drogas se sale, y salen muchas personas cada día en este mundo, pero como siempre … hacen “más ruido” los que no lo consiguen.

Hay que romper con viejos mitos, estigmas y estereotipos sobre esta problemática. Hay que comenzar a abrir la mente y demostrar que estamos en el S XXI y no en las últimas décadas del siglo pasado.

Los tiempos cambian a una velocidad de vértigo y con ellos lo hacen las técnicas, los métodos, la ciencia, las estrategias, las nuevas terapias, etc.

Cuando un enfermo no se recupera no suele ser por culpa del profesional que le atiende, ni del centro o asociación que le ofrece un programa de ayuda para lograrlo, ni de los familiares o amigos que no le apoyan suficiente, ni mucho menos cuestión de fuerza de voluntad (concepto que considero arcaico y prehistórico). Si no sale … es porque no quiere salir.

Me refiero a personas que cuentan con recursos, apoyos y asistencia para conseguirlo. Personas que en realidad se les da una nueva oportunidad en la vida, personas que por muy mal que estén tienen la oportunidad, al menos, de intentarlo y lograrlo.

¿La fórmula?. ¿La clave?, ¿La técnica o el método ideal?, ¿La medicina perfecta? …

Dejarse ayudar y mucho trabajo, trabajo, y trabajo.

Afortunadamente siempre cojo como referencia a las personas que lo hacen bien y nunca a los que no quieren luchar o no están dispuestos a dejarse ayudar.

Sé y soy consciente de que el panorama no pinta muy esperanzador porque cuanto más somos en tratamiento, más vamos entrando en esta espiral de autodestrucción pandémica en la que se ha convertido el consumo. Pero me alegra, me motiva, me mantiene vivo, me da fuerzas e ilusión, y me hace ser humilde el saber que nos queda mucho trabajo por delante y, saber que vendrá una nueva generación ( ¿Nuestros hijos, tal vez?) que revertirán esta situación.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.