Temporada de caza

 

«No comparto lo que dices pero defenderé hasta la muerte tu derecho de decirlo» Voltaire

 

¡Se abre la veda! Ya es temporada » permisiva» para beber sin ser tan juzgado y con mayoritario respaldo social. Llega el verano,el buen tiempo, las vacaciones, el ocio diurno/nocturno, …el alcohol empieza a correr .

A pesar de las noticias de balconings, ahogamientos en el mar, incremento de accidentes, comas etílicos, y todo tipo de situaciones estrambóticas, lo vemos como algo social,aceptado,regular, y … normal en estas fechas.

Si no es consumir en los chiringuitos lo es en las terracitas, lo mismo en las fiestas populares, verbenas,celebraciones de santos,etc de las que hay una a diaria. Vemos consumir a jóvenes por la calle, a turistas sin camisa vociferando, al «serio» del pueblo o la barrada con la barriga al aire y desmelenado, hasta a la abuela que no se mantiene en pie se le da permiso con el típico y tópico «por un día no pasa nada».

La normalización del consumo en exceso o desproporcionado es preocupante.

Huyo siempre de hablar de política o medidas a tomar aunque ello no significa que hipotéticamente me cague en todos ellos, pero no sólo son los intereses creados (los grandes beneficios que proporciona la venta de alcohol) que lo permiten, sino los propios personajillos que deberían poner orden y controlar todo este desbordamiento general, que muchas veces no se atreven a imponerse porque son los primeros que se ponen hasta las cejas y se sienten culpables.

Tengo mucho que decir y mucho que callarme. prefiero lo segundo porque no me despista de mi concentración en lo que hago, pero no sin antes hacer una advertencia: Esta permisividad nos va a pasar factura muy grande en pocos años.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.