Sólo bebo alcohol de baja graduación

 

 

Este planteamiento se ha ido mitificando al igual que otros conceptos y asociaciones al consumo .

El beber cerveza/vino (fermentados) o whisky,ginebra,Vodka,..(destilados) sólo cambia eso:los grados de alcohol.

La pregunta no es lo que bebes,sino cómo y cuánto bebes.

En mi caso personal,fui desmitificando todos los estereotipos que me pudieran asociar a un drogadicto y justificarme para sentirme mejor. Empecé por «defenderme» en que yo,al menos,sólo bebía cerveza y no licores. El problema era que «cervezas» no eran dos o tres,sino casi cuarenta (entre cuatro-cinco litros por día).

A medida que pasaban los años y aumentaba mi tolerancia (me iba acostumbrando a ese consumo y cada vez necesitaba más cantidad para producirme menos efecto),tuve que ir buscando otros «acelerantes»:Los chupitos de whisky. Me los bebía de un trago porque su sabor no me gustaba en absoluto,pero los alternaba y combinaba con la cerveza para buscar más efecto.

Evidentemente en estas circunstancias,era indiferente si «sólo» bebía cerveza.

Luego me pasé al mito de «solo» consumir alcohol y no otras drogas. En realidad no era cierto,y cómo todo lo que hacía,me estaba engañando a mí mismo. Después de cada borrachera tomaba ansiolíticos para quitarme la ansiedad que el abuso me había producido. Con los años ya era lo mismo de siempre:combinaba las dos sustancias. Una socialmente (el alcohol) y la otra para automedicarme y contrarrestar los efectos del bajón.

En resumen,no cataegoricemos alcohólicos por el tipo de bebida,por la frecuencia de consumo,o por si son mejores o peores si además tienen una poli-toxicomanía o adicción. Hagámoslo por las consecuencias. Esas son las que realmente nos delatan un problema o no.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.