Sin atajos no hay peligro de perderse

A veces, la inmediatez y rapidez de resultados o recompensas es lo que nos hace caer otra vez en «más de lo mismo».

Una persona que ha enfermado de alcoholismo y de verdad quiere ponerse bien y salir adelante, no puede permitirse frivolidades y ni mucho menos atajos.

El camino se debe hacer como toca, seguir sus fases, completar el proceso …

No hay que buscar atajos para ir más rápido porque lo único que conseguimos es tomar un viaje a ninguna parte.

Eso significa aprender a controlar la impulsividad, la inmadurez, la ansiedad por demostrar o aparentar, el pataleo, y en general todas las conductas que nos caracterizan cuando estamos consumiendo.

Saber hacer eso, es lo mismo que ponerse un buen calzado y atárselo bien: una vez hecho … ya se puede emprender el camino y caminar, caminar, caminar.

No se trata de sembrar para recoger. Antes de sembrar, hay que limpiar bien la tierra de maleza, piedras y rastrojos que impidan una buena siembra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio