Partiendo de esta reflexión, sencilla y comparativa pero muy real, si te encuentras ahogado en el alcohol , ¡Actúa!

No imaginamos la fuerza interior que podemos llegar a poseer y lo capaces de realizar algo por muy imposible que nos parezca. No nos subestimemos y mucho menos desayunemos cada día, al despertarnos, con mensajes negativos.

No se trata de hacer un post de motivación, sino de trasmitir fuerza «del otro lado», de esas personas que un día estuvieron cómo tú, frustrados, desganados, desilusionados, desencantados y vencidos por una botella, y que hoy en día disfrutan de una vida muy placentera y gratificante sin ningún tipo de sustancias y efectos que éstas produzcan.

Siempre he comentado que la persona más difícil que veía para recuperarse y salir del infierno del alcoholismo, esa era yo mismo.

Jamás pensé que podría haber vida después del alcohol. Ya me sentía tan derrotado que no es que no tuviera fuerzas para dejarlo, es que no las tenía ni para seguir viviendo.

¡Nadie es irrecuperable!

Puede que existan perfiles más complicados que otros pero eso no significa que no lo pueden lograr.

El mensaje, … el de siempre. Si estás jodido por la necesidad de consumir, quítate la maldita caraja y reacciona: pide ayuda, deja ayudarte y comienza tu recuperación para que un día no muy lejano te puedas sentir reflejado en estas palabras.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.