Unos consiguen salir del alcohol y las drogas, otros no. Pero no todos tienen las mismas oportunidades en el sentido de recursos, posibilidades y disponibilidad. Mucho menos todos lo aceptan, asumiendo éste como el problema principal.

Por eso si la vida te regala una oportunidad de volver a ser quién eras y no quien las sustancias te ha hecho, … aprovecha bien las oportunidades que se te presenten.

¿Aprovechar la oportunidad? Aprovechar la oportunidad no es ir a hacer el paripé  o apuntarse a «un club» de ayuda, asistiendo a unas cuantas reuniones o acudir a un profesional para contarle «tu versión» o escuchar lo que tu pretendes oír.

Tampoco lo es hacer un programa para demostrar a los demás que eres capaz, para impresionarles o para que te digan lo guapo y valiente que eres.

Aprovechar una oportunidad en un programa de tratamiento y rehabilitación, al menos en nuestro centro y asociación, es bajarte del burro aceptando que tu vida está sometida a la necesidad de consumir y reconocer que eres incapaz de salir de ella sin ayuda. Es trabajar muy duro, encajar sin cuestionar cosas que no te van a gustar de ti pero que te salvarán la vida, es ponerte en tu sitio, conocerte, aceptar tus limitaciones en cada fase del proceso y trabajar con mucho esfuerzo secuencialmente hasta que haya roto esas cadenas de dependencia y necesidad.

Date la oportunidad de aprovechar la oportunidad.¡No la dejes pasar!

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.