Sabe «aguantar» la bebida

 

La «bebida» no se aguanta, se consume.

¿A qué nos referimos con aguantar? ¿A beber mucho y no notarse los efectos? Porque si es así nos encontramos ante un gran problema y se llama tolerancia.

La tolerancia al alcohol aunque en un principio su significado pueda parecer positivo, es todo lo contrario: Es muy mal síntoma y antecedente de un futuro consumo exagerado o enfermedad.

La tolerancia para definirla de una manera campechana y fácil de entender es poder beber mucha cantidad sin que aparentemos estar bebidos. La gente, por ignorancia, falta de información, o imbecilidad mismo, presume de saber beber y aguantar mucho. La tolerancia al alcohol es negativa porque cada vez necesitamos más cantidad para producirnos menos efectos.

Tener aguante puede que exterior o socialmente se asocie con fortaleza o capacidad, pero los que entendemos y conocemos de qué va esta enfermedad, sabemos que es una conducta muy peligrosa.

» Bebe mucho pero nunca se le ve borracho, tambaleando, ni haciendo nada extraño» Esta frase se escucha con frecuencia y se le da un enfoque positivo. Pues en realidad si es verdad que bebe mucha cantidad y «parece» que no le hace efecto, empezamos a tener un grave problema de alcohol. Que no parezca bebido no significa que no esté intoxicado. Al final, esa tolerancia (ese aguante) cuando se entre en la fase más destructiva de la enfermedad, así como ha subido, bajará. Puede que tal vez, dentro de unos años, esa misma persona que podía beber litros de alcohol a diario sin mostrar síntomas de ir beodo acabe que con un par de copas ya se le ponga la lengua de trapo y descoordine.

Personalmente yo bebía mucha cantidad y me jactaba (presumía) de aguantar. Al final cada vez necesité más dosis, más graduación en la bebida (mezclaba con  chupitos o alcohol fuerte de 30 o 40 grados) para que me «subiera» el colocón ya que con las excesivas cantidades a las que me había acostumbrado después de tantos años no me eran suficientes.

A mi me pegó por ahí,por buscar la dosis con más graduación. A otros les pega por la politoxicomanía (combinar con otras sustancias) para lograr el objetivo.

Los alcohólicos nunca bebemos por placer,sino por el efecto. Si la cantidad, la dosis, la frecuencia, las combinaciones, etc. no son suficientes, … buscaremos otras alternativas.

[youtube]https://youtu.be/QtmAHq0TKHI[/youtube]

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.