La resistencia es esa actitud de negar durante años la enfermedad y oponerse a aceptar que necesitamos ayuda urgente si no queremos empeorar o llegar a un extremo más trágico. Esta continua negación, no aceptación, y resistencia … desgasta y consume las fuerzas tanto del propio enfermo como la de sus familiares.

Pretendemos controlar, moderar, aprender a beber, descubrir técnicas, trucos, métodos para poder consumir sin consecuencias ofreciendo una gran resistencia a aceptar nuestro verdadero problema y por eso experimentamos yendo siempre en busca de atajos o fórmulas que no existen

El alcohol te da temporalmente unas sensaciones para posteriormente quitarte la vida a pedazos: te quita la autoestima, el autoconcepto, la confianza en ti mismo, las buenas relaciones y amistades, los amores o parejas de tu vida, las posibilidades de futuro y el potencial que llevas dentro para desarrollarlas o no, la seguridad, la ilusión, las ganas de vivir, los sueños, las metas, las fantasías, el amor.

las personas, que se encontraron o todavía siguen en esta situación tienen que decidirse, decantarse por una de las dos caras de la moneda:

La botella o yo.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.