Recuerdos de una vida empapada

«El recuerdo es vecino del remordimiento» Victor Hugo

 

Como quien más quien menos,cuando reconocí que tenía un problema y me dejé ayudar y dejé de beber,a medida que recuperaba la sobriedad,recuperaba la memoria.

Después de veinticinco años manipulando,premeditando la mayoría,por no decir todas,de mis acciones,y especialmente engañándome a mi mismo,estaba convencido que sólo llevaba unos años que había perdido el control. Creía que lo que debía hacer era aprender a volver a recuperarlo,más que aprender a vivir sin alcohol.

Unos meses después,haciendo un traslado,recogí fotos de toda una vida para ponerlas en una caja. Empecé a mirarlas con una mezcla de nostalgia y de rabia encontrando fotos de todo tipo:desde el nacimiento de mi hija,cuando hacía la mili,en trabajos que ya ni recordaba,con compinches que ya había olvidado,en lugares,etc. La historia es que fijándome fui a caer en un detalle que me sobrecogió: En todas aparecía con una botella de cerveza.

Me di cuenta de que mi vida,mi historia,mis recuerdos,…estaban empapados de alcohol.

Con el tiempo y honestidad,fui adentrándome cada vez en mis recuerdos hasta descubrir una realidad que yo negaba:no eran unos «pocos» años de perder el control,sino prácticamente desde que comencé a consumir.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.