¿Quijotes del futuro?

¿Utopía? ¿Es una utopía poder vivir en paz y tranquilidad en esta sociedad sin necesidad de aparentar o refugiarse en sustancias para poder ser tal como somos, con nuestras imperfecciones?

¿Hasta extremo hemos llegado? ¿Hasta el punto de necesitar ir colocados o bajo los efectos de cualquier mierda para soportar al mundo y a nosotros mismos?

El alcoholismo está dejando de ser «un problema de consumo de alcohol» para convertirse en una forma y filosofía de vivir: La del escape de la realidad.

Cada vez más gente enferma por no soportar la presión asfixiante social, porque no se siente bien consigo misma, no se siente realizada, ni guapa, ni satisfecha, ni nada de nada. Acudimos a la botella con ingenuidad y mucha desinformación pensando que va a solucionar todas nuestras carencias y frustraciones cuando en realidad está actuando del modo totalmente opuesto, aumentando y potenciándolas.

Osea, ¿Un tipo o tipa que no beben son bichos raros, frikis, aburridos y sosos? Sinceramente, el mundo como lo hemos construido (todos somos culpables) me parece mucho más surrealista ahora que estoy sobrio y sereno que cuando bebía.

No sé si somos conscientes del legado que estamos dejando a las futuras generaciones. Desde luego no me voy a meter en guerras que no son las mías (como apuntaba en la reflexión de ayer, que por lo visto no se entendió muy bien el enfoque que pretendía darle) como son los intereses creados, la constante apología del consumo, y la minimización de la gravedad que supone enfermar de alcoholismo amparándose en el eslogan barato, miserable, y callejero de que «todo el mundo bebe, ¿No será tan malo?»

Yo no estoy en contra del consumo de alcohol ni de ningún tipo de prohibición. es más, cada día me vuelvo más tolerante con las decisiones personales de cada uno e intento evitar juzgar o cuestionar comportamientos en la medida posible. Pero, lo que no tolero y soporto es que en lugar de potenciar, animar, y motivar a las personas a que resuelvan sus propios conflictos y los que tiene socialmente sin necesidad de ir anestesiado, se haga todo lo contrario descalificando e incluso estigmatizando a aquellos que han decidido vivir una vida real y no de huida, como es la que te proporciona el mal uso, abuso, o consumo prolongado y frecuente de alcohol.

¡Sí, soy un poco Quijote, soñador, e idealista: Pienso que vendrá una generación que lo verá con esta perspectiva y cambiará este zumbado mundo!

Por eso, si algo me llena y satisface, es poder ir a hablar a gente joven y explicarles no lo malo que es el alcohol, sino lo que puede pasar si algún día deciden consumir y no lo hacen por placer, sino para buscar un efecto.

2 Comments

  1. Martin James en Facebook el 13 abril, 2016 a las 7:20 am

    Un futuro no muy lejano donde reinen el cariño y amor sobre otros valores como el ego, la envidia, rencor, competicion a la que nos incita esta sociedad actual es un modelo utopico pornel cual vale la pena luchar.Leer más ..

  2. Enrique Román Martinez en Facebook el 13 abril, 2016 a las 7:32 am

    Buenos días, no debería de ser ninguna utopía, el vivir en un mundo donde alcohol no fuera una forma de vida natural. Las cosas por llevar muchísimos años instauradas en la sociedad no siempre son buenas, este es el caso.Leer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.