Proceso

Hay que rehabilitarse mediante la recuperación, la cual es la suma del todo. Es una palabra con un significado muy implícito: es una forma de decir o decirnos que ya estamos curados pero que la enfermedad es crónica y de por vida, por lo cual permanece ahí latente. Si no la tenemos presente, es muy fácil volver al inicio del proceso.

Por lo tanto, sigamos el proceso con sus fases y no cuestionemos antes de realizarlas porque todo atisbo de ello significa que realmente no estamos dispuestos a recuperarnos.

El efecto espejo: vernos reflejados e identificarnos con hábitos, conductas y comportamientos porque tenemos un problema común, es la mayor escuela que existe para el aprendizaje, las estrategias y la comprensión para solucionar el qué, por qué y cómo. Esta comprensión y entendimiento sobre algo a lo que estamos habituados a normalizar y disfrazar de social, legal, tradicional, cultural y grupal, puede ser la clave para darnos cuenta del error que nos ha llevado a ello.

Daría dos sugerencias importantísimas a aquellas personas que necesitan ayuda y no se atreven a dar el paso: La primera es que no juzguen sin conocer y tener datos sobre lo que es una terapia grupal de ayuda. La segunda, es que vayan y se dejen ayudar que no les hará ningún mal si realmente están enfermos.

El hecho de poderse reunir con personas que padecen el mismo problema y comparten las mismas experiencias, que sufren la misma ansiedad y angustia por estar esclavizados y tienen la misma dificultad que nosotros no nos curará, pero como mínimo nos enseñará que no somos el ombligo del mundo y que nuestros problemas no son exclusivos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio