Payasismo alcohólico

 

«¿Mi pasatiempo favorito? La risa. «Dalai Lama

El «payasismo alcohólico» es otra más de nuestras virtudes: En este caso, no importa ser enfermo alcohólico, sino basta con abusar del alcohol aunque sea ocasionalmente. El estado lamentable que rozamos con la embriaguez nos hace imaginar que resultamos graciosos, cuando realmente la gente no se ríe con nosotros,sino de nosotros.

Reír las gracias a una persona que va fuera de sí es potenciar, de algún modo, su consumo. El que va bebido piensa realmente que resulta gracioso y divertido, que realmente «lo está haciendo bien». La realidad, ya sabemos e imaginamos todos …, es completamente distinta: Estamos incomodando, haciendo sentir vergüenza ajena a nuestros compañeros, y preocupando (porque saben de sobra que en cualquier momento, ese estado de euforia y comicidad puede convertirse en una paranoia y cambiar de humor radicalmente hasta convertirse agresivo sin motivo aparente)

No hay nada de divertido y cómico en observar a un ser humano arrastrando su dignidad, desnudando sus vergüenzas, auto-humillándose, y haciendo gala de su patetismo.

Cuando después de una borrachera creemos que hubo quién rió nuestras payasadas,no dudemos nunca que si así fue, hubo algún interés creado: para sacarnos las copas, seguirnos el rollo, no enfadarse y que se provocara el conflicto, etc…

¿Cuándo me preguntan por mis payasadas o yo las recuerdo de mi época en activo? Pues que voy a contar … simplemente que ahora,desde la sobriedad, me veo como uno de esos monos de feria de principios del siglo XX que iban por las plazas haciendo títeres y les echaban monedas.[youtube]http://youtu.be/2bosouX_d8Y[/youtube]

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.