Para aquellos que enferman de alcoholismo sin probar una gota de alcohol

Personas que han enfermado por culpa de algún ser querido que padece alcoholismo, y sus consecuencias siempre generan angustia y ansiedad en la persona que está al cuidado. Personas que viven más la vida del enfermo que la suya propia.

Aunque parezca excusa, este pensamiento es muy real. Por eso, si el familiar observa que lo que le sucede es esto, debe animarle y motivar sin engañarle, sugiriéndole que tal vez no pueda solucionar un pasado, pero si mejorar y asegurarse un futuro con dignidad.

Muchísimo apoyo para todos los alcohólicos en rehabilitación y rehabilitados, para todos los familiares que tanto han sufrido, por los que no lo lograron que tengan fuerzas para volver a intentarlo y por todos los centros, asociaciones e instituciones que trabajan para dar ayuda.

Desde mi rincón y con los recursos que dispongo, sólo me queda desear paz, tranquilidad y bienestar a esas personas que van a estar en casa o pendientes, a todos esos enfermos codependientes.

Yo no vendo humo ni soy un gurú. Nunca doy falsas expectativas, hay que trabajar muy duro, pero creo firmemente que todo enfermo alcohólico es recuperable

La bola de nieve, por muy grande que sea, ¡hay que detenerla!

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.