«Ora et labora»

 

 

Pedir ayuda,que te la ofrezcan una y otra vez,que hagan un esfuerzo para comprenderte,que no se cansen y siempre te echen una mano para que luego no la pongas en práctica,es lo mismo que nada.

ya puedes rezar,pedir,suplicar,hacer tatamientos,tener buena voluntad y nobles intenciones de dejar de beber,que si tu no pones de tu parte sacrificio,esfuerzo,y trabajo muy duro,…no vas a conseguir nada.

Esta regla Benedictina, tan antigua y tan moderna a la vez,nunca falla¡Pide,pero curra!

Debido a mi deterioro como persona por abusar del alcohol y las sustancias tóxicas,de refugiarme en ellas,y de creerme más listo que los demás,tuve que inventarme un Dios a mi manera. Un dios al que sólo le pedía cuando ya había consumido,cuando ya había montado el siniestro,y cuando estaba desesperado porque tenía mucho remordimiento y me sentía angustiado.

Por lo visto,mi verdadera divinidad (que cada uno le llame cómo le apetezca pero yo,a mis casi cuarenta y siete años no estoy para muchas tonterías y le llamo Dios,con la firmeza,tranquilidad y convencimiento de que es el que es y quienes puedan criticar esta idea,están discriminando y siendo intolerantes) apareció de verdad,dejó de ser inventado,cuando además de pedirle…,también comencé a ofrecerle,demostrarle,y agradecerle..

El «ora et labora» será una frase hecha,antigua,incluso muy utilizada fuera de contexto,pero en la recuperación alcohólica funciona mejor que cualquier cosa.

¿Quieres salir del infierno del alcohol? ¡Pide,…pero trabaja para conseguirlo!

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.