Nuestros familiares, un gran apoyo

Es triste y lamentable ver como una simple botella puede acabar por desestructurar una familia y crear el conflicto entre ella por esta razón

Con un gran cariño y respeto a todos esos familiares que sé que sufren y han sufrido mucho, hoy me veo obligado a defender, empoderar y motivar a los qué somos enfermos alcohólicos e intentamos día a día alejarnos de ese infierno.

Por consiguiente, para evolucionar y crecer como persona para cambiar y sanar de una fuerte enfermedad tan compleja cómo es el alcoholismo es imposible e incompatible hacerlo arrastrando recuerdos y culpas del pasado.

El sentimiento de culpa, la vergüenza y la falta de autoestima son muy lógicos y con sentido en personas de larga trayectoria de abuso y mal uso del alcohol. Pero, aunque sea así, sigo pensando y me reafirmo en que para avanzar hacia adelante.

hay que olvidar el pasado y sólo echarle un ojo para recordar de dónde venimos.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.