No todo bebedor será alcohólico…

 

«No todo bebedor será alcohólico, pero si todo alcohólico antes será bebedor»

Ante tal evidencia, podemos anticiparnos muchas veces a las consecuencias, o en su defecto, no caer en más errores.

 

Quien no ha enfermado tiene tiempo de rectificar, quien sí lo ha hecho, también.

Los primeros, controlando, moderando, reduciendo los consumos o pidiendo ayuda profesional si por sí solos no se ven capaces.Los segundos, exclusivamente con tratamiento.

De todos modos, resaltar que entre unos y otros existen unos «intermedios»; los bebedores de riesgo. Son esos que van mas «p’allá» que «p’acá».

Son bebedores que les gusta mucho etiquetarse como sociales o «de toda la vida».

Estos, aún sabiendo las posibles consecuencias, siguen jugando con fuego y creyendo que a ellos, enfermar, nunca les sucederá.

Cada cual que beba como quiera o crea que deba hacerlo, pero cuando se cruza la línea …ya no hay retorno. Caemos en la crónico e irreversible y la solución es sólo una (tratamiento) y mucho más compleja.

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio