¡ (No) lo volveré a hacer más !

El «no lo volveré a hacer más» traducido del lenguaje alcohólico significa que lo volveré a hacer, y lo volveré a hacer, y lo volveré a hacer.

Cuando el lenguaje es utilizado para apacentar, suavizar, tranquilizar, y calmar a la pareja, la familia, los amigos, o el entorno, su significado no es válido ni debe tomarse en consideración.

Los enfermos alcohólicos necesitamos siempre tener una excusa o justificante para argumentar nuestro comportamiento, y este de tanto repetirse va perdiendo credibilidad por muy fundamentado o elaborado que parezca.

La experiencia personal me ha enseñado que el enfermo alcohólico que se quiere recuperar no necesita dar explicaciones ni hablar, sino demostrar. La palabrería, las excusas, las mismas canciones de siempre … lo único que consiguen es enfadar más al receptor, harto de siempre lo mismo.

Estos típicos y tópicos que son el verdadero denominador común de todos los enfermos, acaban siempre por desmoronarse y no ser tenidos en cuenta.

Creo que quién realmente esté pasando por serios problemas de alcoholismo, urgentemente tiene que intervenir y actuar dejando las buenas palabras e intenciones para convertirlos en hechos.

Las excusas permanentes no tranquilizan, empeoran.

Si hay algo que no debemos hacer más … es decir «no lo volveré a hacer más», sino cumplirlo sin necesidad de anunciarlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio