No hay tipos de alcohólicos, los hay de consumo. Es significativamente diferente.

Se es o no se es alcohólico, pero no hay alcohólicos «más» que otros.

Es cierto que hay muchas maneras de consumir (con frecuencia, en grandes cantidades, con abuso, esporádicamente y perdiendo el control, a solas, con la gente, a escondidas,…), como también lo es que hay fases dentro de la misma enfermedad al ser esta un proceso evolutivo (fases de inicio, de aumentar cantidades y frecuencias, de consecuencias diarias, de consecuencias sociales, …), y lo mismo, por último, que cada persona responde y tolera de una manera diferente (cada enfermo es distinto pero la enfermedad es la misma).

Pero una vez enfermado, da igual la «autopista» que hayas tomado para llegar hasta allí porque la enfermedad es la misma para unos que para otros.

Tenemos la tendencia a clasificar esta enfermedad según sus consecuencias y eso es un craso error.

Si somos alcohólicos, no nos comparemos y autodiagnostiquemos cuánto «de alcohólico soy», porque esta enfermedad … no funciona así. Funciona exclusivamente con tratamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio