¿ No hay fiesta? … ¡Nos la inventamos!

Aunque los alcohólicos no necesitemos ninguna excusa para beber, siempre la buscamos. Es una forma de acallar nuestra conciencia sucia y justificarnos atribuyendo el exceso o abuso a que «era fiesta».

Nuestras fiestas no suelen ser culturales, tradicionales y de matutinas de paseos por la naturaleza. Nuestras fiestas son días en que haya «víspera». La vísspera es muy importante, es nuestra licencia para beber porque al día siguiente, independientemente de lo que se celebre, podemos consumir y descansar.

Por ejemplo, febrero que parece un mes gris y feo donde no hay nada, se están promocionando tal cantidad de fiestas (las de siempre, las de nunca, las nuestras, las de otros países, las comerciales, etc.) que al final va a tener más juerga que cualquier otro mes.

Contabilizando «por encima» , en este mes tenemos el final de los exámenes universitarios (un gran número de población joven y adecuada para apuntarse a todo tipo de evento durante ese período), luego viene carnaval (que nunca he sabido exactamente donde comienza y donde termina) El carnaval es muy importante porque en cada sitio se celebra en un día diferente y podemos ir haciendo una ruta alternativa aunque no nos corresponda ea barriada, zona, o municipio. Posteriormente viene San valentín, la fiesta más absurda que se ha inventado pero una de las que más oferta de consumo hay por parte de lugares de ocio. A mitad de mes, veo anunciada una fiesta para alargar el éxito comercial que tuvo la edición anterior en diciembre creo, la del Black Friday (de origen anglosajón porque os aseguro que no tiene nada que ver con nuestros santos o patrones) pero la han convertido en white Friday (viernes blanco). Al final, para despedir el mes, el último día de este por ejemplo, en nuestra comunidad hay la víspera del día 1 de marzo.

En fin, … que por alterne nocturno no estamos. La oferta comercial ha encontrado un filón para el consumo en cualquier día, mes, o temporada del año.

Si somos de esos que comenzamos a beber por costumbre cada vez que salimos, yo haría una reflexión con la asociación de alterne con tiempo libre-alcohol, porque corremos el riesgo de habituarnos con facilidad y acabar consumiendo cada semana con varios excesos al año. Y eso, eso ya se sale de un consumo responsable, moderado, y eso a lo que llaman «normal».

2 Comments

  1. Elena Guisado en Facebook el 31 enero, 2016 a las 8:53 am

    Ahora que llevo una vida diferente me doy cuenta de los días que hay en el año sin sentido.Puedo ver como puede un día de fiesta entre semana y convertirse en una semana desbaratada para todo el mundo.Leer más ..

  2. Azucena Larrea en Facebook el 31 enero, 2016 a las 12:43 pm

    Gracias por compartir vivencias, alegrate con bebida y sin ella

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.