No es tan difícil abusar del alcohol

 

Pasar de beber alcohol a abusar de él hay sólo hay un paso, …y es muy fácil de dar. Con el consumo de alcohol no nos podemos despistar. Cualquier falta de respeto, atención, o consideración hacia su poder autodestructivo nos puede hacer tropezar en sus garras «casi» sin darnos cuenta.

No debemos olvidar que todos los que enfermamos de alcoholismo, primero creímos que nunca lo haríamos, y en segundo lugar, fue en alguna copa donde aquello que llamábamos beber ahora le decimos enfermedad.

No se trata de definirlo en un sólo concepto o conducta:no es simplemente hábito, dependencia, costumbre, … sino más bien tener siempre presente que las riendas del consumo las manejamos nosotros y somos nosotros quiénes decidimos. En el momento que algunas decisiones y acciones ya se nos escapan y las justificamos con un «me pasé bebiendo», la cosa empieza a ir mal.

Al alcohol hay que tenerle respeto y … miedo. Se disfraza de normal,aceptado,permitido,legal,tradicional, y social. Pero ese es sólo el disfraz. Detrás de toda esa parafernalia de atributos se esconde una de las drogas más potentes y letales que existen.

Tal vez los resultados de las consecuencias no sean percibidos de inmediato o quizá veamos a tanta gente consumir que pensemos que no puede ser tan grave, pero si bebemos alcohol en ocasiones, al menos mantengámonos en alerta de cómo lo hacemos para no caer en la trampa que te lleva a la enfermedad.

Menospreciar e infravalorar estos conceptos, puede salir muy caro para nuestra salud.[youtube]https://youtu.be/mM8KJeyycW8[/youtube]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio