No es la forma, es el fondo.

 

Las personas suelen darle más importancia a la forma de beber para autodiagnosticarse o etiquetarse que al fondo, el uso que le damos a ese consumo.

Evidentemente todo lo que sea un uso que no sea exclusivamente por placer, ya podemos anticipar que existe un problema.

Beber por placer y alterne con  motivo de socializar o relacionarse, solo puede considerarse normal cuando éste no trae consecuencias de ningún tipo ni conductas ocasionadas por el consumo.

Lo demás, beber con una finalizad: relacionarse, timidez, cobardía, ansiedad, nervios en general, otros trastornos, soledad, depresión, etc. es una mala decisión porque siempre será peor el remedio que la enfermedad.

Beber alcohol puede inicialmente darnos la sensación de tranquilizar y aliviarnos, de minimizar los problemas u olvidarlos pero al final lo que estamos consiguiendo es meternos en una espiral vertiginosa al darle «un uso» al alcohol.

El fondo es a lo que yo llamaría la intención. No significa que algunas «formas» de beber ya por sí solas delatan la posible enfermedad (grandes cantidades, frecuencias constantes, etc.)

Buscar el alcohol con una intención, aunque al principio no traiga problemas o parezca peligroso, siempre acabará convirtiéndose en una necesidad y, cuando beber es igual a necesidad, comienza a surgir un problema.

2 Comments

  1. Martin Cifre James en Facebook el 18 octubre, 2015 a las 4:17 pm

    Si el fondo es «usar» el alcohol una determinada manera estamos encauzando una dependencia de la sustancia ante un estimulo exterior determinado y lo vamos reforzando con el tiempo, yo he utilizado la sustancia para multiples cosas ahora me doy Leer más ..

  2. Enrique Román Martinez en Facebook el 18 octubre, 2015 a las 10:28 pm

    Buenas noches, muchas personas se pierden en las formas, se ciegan, no se fijan en el fondo, ahora me estoy refiriendo a las personas que abandonan la recuperación por quedarse perdidos en las formas.Leer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.