¡No digas motivo,di excusa!

 

-¿Puede ser que por el motivo de … esté bebiendo tanto?

-¡No,rotundamente no!

«Es que mi marido,ahora con la crisis lo está pasando mal… Es que mi mujer,ahora que los niños se han vuelto mayores y se han ido de casa se siente sola… Es que mi hij@ está en una mala etapa… Es que mi herman@ no le están saliendo las cosas muy bien… Es que mi amigo ha tenido muy mala suerte y le han pasado muchas desgracias… Es que,es que,es que…»

No terminaríamos nunca de buscar motivos para escapar de la realidad y huir refugiándonos en la bebida. ¿Quién no lo pasa mal en esta sociedad tan asfixiante que nosotros mismos hemos diseñado?

El alcohol es la droga perfecta:Está hecha para todos. Desde hombres,mujeres,jóvenes,ancianos,ricos,pobres,cultos,analfabetos,…

Para las adversidades de la vida,por mucho en que nos empeñemos en complicarlo,sólo hay dos opciones:Huir o afrontarlas.

Soy alcohólico e intentado durante décadas buscar una explicación para justificarme en mis consumos y llegar a la conclusión de que beber era lo mejor que podía hacer … ¡No la encontré! Lo único que he conseguí fue destruirme física,psíquica,y socialmente. No solo eso,sino que también arrastré a otros por delante con mi «fantasiosa» búsqueda.

Mi madre siempre me decía que si todos bebiéramos cuando tenemos problemas,el mundo entero sería alcohólico.

Excusas para beber hay mil,motivos ninguno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio