Nadar a contracorriente

Estar enfermo de alcoholismo y pretender seguir bebiendo, sencillamente … es nadar a contracorriente.

Ya sé que se insiste y se repite esta cuestión hasta la saciedad, pero como siempre digo, pienso que los alcohólicos tenemos problemas de otorrino y memoria: O no oímos bien y escuchamos lo que se nos dice o cuando se nos dice, nos olvidamos enseguida.

No hay mucho que profundizar en esta reflexión porque el alcoholismo es una enfermedad crónica e irreversible. Por lo tanto, si has sido diagnosticado o tú mismo crees que tus conductas y comportamientos son propios de la enfermedad, la solución para saber beber es no beber y punto.

No hay que darle más vueltas ni buscar otras alternativas. Entiendo que el enfermo (primeramente porque yo lo soy) busque otros caminos antes que dejar el consumo a pesar de sus consecuencias, pero lo único que se consigue es aumentar el problema y agonizar más.

Si queremos llegar a puerto, nademos con la corriente a favor, lo que es lo mismo que decir. escuchemos y dejémosnos ayudar.

1 Comment

  1. Martin Cifre James en Facebook el 16 diciembre, 2015 a las 2:50 pm

    Pretender seguir bebiendo sabiendo que repercute en diferentes areas de tu vida es la paradoja por antonomasia.Leer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.