¡ Mientras se busque el efecto …!

No es simplemente cómo, cuánto, cuándo bebe sino más bien por qué bebe de esta manera.

Cuando bebemos alcohol lo podemos hacer de muchas maneras sin necesidad de enfermar: Por placer, ocio, alterne, desconexión, relación social, etc pero mientras se busque el efecto … se está buscando la huida y el escape de su propia vida y realidad.

Al comenzar a beber e iniciarnos, sea en la edad que fuere, el alcohol fue asociado inmediatamente a una sensación placentera y gratificante. Si no fuera de este modo, seguramente no habríamos seguido bebiendo. Dentro de la botella encontramos un efecto que nos daba una sensación de tranquilidad, alegría, y bienestar. Pero en las primeras ocasiones o episodios de exceso, abuso, o consecuencias totalmente contrarias a nuestra intención, lo lógico es que supiéramos parar, moderar, o establecer un límite. Todas aquellas personas que no lo hicimos, nos encaminamos hacia el alcoholismo porque ese «efecto» inicial con el tiempo y la habituación al consumo fue cada vez más difícil de conseguir y necesitamos más tiempo y cantidad progresivamente hasta, sin darnos cuenta, estar viviendo para conseguirlo.

Buscar el placer es una cosa, buscar el efecto … otra muy distinta. Esa búsqueda es la característica propia por excelencia del alcohólico: Necesita beber para sentirse bien y su aprendizaje se ha cimentado en el consumo. Por lo tanto, todas esas otras circunstancias para justificar el consumo (ocio, diversión, relacionarse, etc) quedaron atrás.

Siempre he tenido muy clara la diferencia entre bebedor de alcohol y enfermo alcohólico. Que el segundo sólo bebe con un objetivo: Huir de sí mismo y necesitar el alcohol para ser la persona que se ha inventado a través del consumo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio