¡Me gustaría saber tomar dos o tres copas y retirarme!

 

 

¿Saber …? ¡No hay que saber beber, hay que disfrutar de hacerlo sin necesidad de temer excederse o perder el control!

No existen escuelas de «aprender a beber». Es un tema de enfermedad,no de habilidad.

Cuando alguien se está planteando «aprender» a tomar dos o tres copas y retirarse es porque ya ha demostrado en muchas ocasiones que no ha sido capaz de conseguirlo,y cuando eso sucede …la cosa pinta muy fea.

Cuando la sociedad se conciencie de que el alcoholismo es mucho más que la dependencia, que existen factores y condicionantes muy importantes y delatadores como en este caso la «pérdidas de control» (no saber decir basta o cuando el efecto de las primeras copas nos desinhiben,seguimos hasta el final), será difícil comprender que a veces, no es necesario ir bebido todo el día o consumir frecuentemente para haber enfermado de alcoholismo o abuso de alcohol.

Ante cualquier duda,problema,consecuencias reiteradas por el consumo,etc. …hay que acudir a un especialista o pedir ayuda en un centro o asociación. No hay que esperar a ver que sucede,porque si hay enfermedad,ésta nunca mejora sino que hace todo lo contrario;empeorar.

1 Comment

  1. Martin Jaume Pons en Facebook el 23 mayo, 2015 a las 7:01 am

    Bueno esa incapacidad de no controlar los consumos era aterradora, yo al final siempre multiplicaba por 10. A ver si no tomo mas de 30 cervezas, seamos honestos es aberrante pasar el dia bebiendo como una esponja y beber esa cantidad.Leer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.