Manipulación, mentiras, tramas !Cambia, ya¡

Por muy mal que se encuentre el enfermo nunca hay que menospreciar o infravalorar la gran capacidad que ha desarrollado de mentir, manipular y conspirar para sobrevivir en su propia cárcel personal. Intentamos buscar explicaciones o respuestas sencillas a una mente muy compleja y diseñada para aprender a vivir en un submundo que no es el suyo, por eso nos cuesta tanto llegar hasta él.

Llega un momento en nuestra enfermedad que nos vemos asfixiados porque nos quedamos sin argumentos creíbles para defendernos o justificarnos y la única manera de sobrevivir en ella es atacando e hiriendo con comentarios manipuladores, chantaje emocional e intentar, de alguna manera, echar la culpa al otro para descargar toda esa rabia, ira y frustración reprimida que siente al estar derrotado y vencido

Hay que hacer un doble esfuerzo de manipulación y trama: mentir para beber y hacer lo mismo para escaquearse y encontrar más excusas para tener tiempo en solitario. Las vacaciones, la familia, los lugares bonitos, las playas idílicas y cristalinas, los hoteles, las fiestas veraniegas, el ambiente hipócrita de que todo va bien, el postureo, las interacciones y relaciones sociales  importan bien poco.

Encuentra la fuerza para no anclarte en el pasado y compadecerte, sino fuerza para mirar hacia el futuro y conseguir que la sociedad, que en muchas ocasiones se comporta de un modo hipócrita rompa con el mito de “que nadie cambia”.

!! Sí ¡¡ , la gente puede cambiar, puede rectificar, puede tener segundas oportunidades, puede reinventarse, resetearse, reiniciarse, volver a comenzar y lo más importante, … sé puede salir del maldito infierno

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio