¿Los demás …, quiénes son los demás?

Un enfermo alcohólico que de verdad quiere recuperarse no tiene nada que demostrar, aparentar, fingir, ni esconder. Todo lo contrario, con mucha humildad tiene que aceptar quién es, qué tiene, y de dónde viene, para convertir su desastrosa vida consecuencia del abuso o mal uso del consumo en un estado de orden, serenidad y armonía buscando un equilibrio en el presente y futuro que le queda por delante por vivir de una forma intensa, contemplativa, y sabiendo aprovechar el regalo de despertarse sin sobresaltos y sin esa carga de culpabilidad que tantos años le ha acompañado y torturado.

¿Qué los demás opinan gratuitamente, que hacen apuestas hasta cuándo durará sin consumir, que le quieren desestabilizar o desacreditar por celos, envidia, o incluso frustración personal de quien puede ser tan mezquino de emitir esos juicios o testimonios falsos? ¡Eso es problema de los demás!

Nunca debemos sentirnos aludidos ni ofendidos si estamos haciendo las cosas bien y cimentando fuertemente las bases de nuestra recuperación.

Bastante tiene cada uno con lo suyo para tener que preocuparse y estar pendiente de los demás.

Nunca doy consejos pero en esta ocasión me voy a mojar: Primero debemos ocuparnos de nosotros mismos para no auto-envenenarnos y caer en la trampa del alcohol que cómo enfermos, esa vocecita siempre estará ahí. Eso significa recuperar la autoestima, la confianza, y el concepto que tenemos de nosotros mismos. Después amar mucho, especialmente a los que siempre han confiado en nosotros hasta cuando nadie apostaba por nuestra recuperación, y a los demás … también amarles pero nunca dejar que nos afecten o nos condicionen.

Esta enfermedad, aparte de que tiene muchas putadas, tiene una especialmente relevante: Qué él que habla o intenta hacer daño a alguien que intenta salir de este infierno, que no se olvide que mañana a su hijo,madre, pareja,… les puede suceder lo mismo.

Por lo tanto, sigamos con nuestro trabajo de crecimiento personal y no nos metamos en guerras gratuitas que no van con nosotros.

Cómo siempre, … ánimo a todos los valientes y a sus familiares que tanto luchan por salir de esta enfermedad.

 

2 Comments

  1. Elena Guisado en Facebook el 19 diciembre, 2015 a las 6:22 am

    Puedo decir que ahora sin consumir,tengo mas gente en contra de mi.Tal vez es por envidia,rabia porque ya no soporto rollos ni quiero ni quiero oír problemas que uno mismo se busca.Leer más ..

  2. Martin Cifre James en Facebook el 19 diciembre, 2015 a las 8:34 am

    Yo creo que si alguna persona tiene envidia o esta recelosa de tu mejoria y recuperacion de la enfermedad es un amor fragil aunquen fuera familiar directo, o bien es otra persona enferma que requiere de un tratamiento.Leer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.