Lo que no destruye me hace más fuerte.

Aunque sea una frase hecha y muy fácil de pronunciar además de archinombrada, creo que se puede extrapolar a cualquier concepto.

Yo la llevo tatuada en dos sitios: en el brazo y en el alma.  Es parte de mi lenguaje interno por mi experiencia de autodestrucción con el alcoholismo.   Siempre pienso: Si no me destruyó el alcohol ya no me destruirá nada.

Pero como decía anteriormente, creo que encaja en cualquier situacion similar, especialmente emocional.

Por lo tanto,  si hemos tenido una mala experiencia y no nos ha destruido. ..por algo será, y que ese algo  sea convertirnos en más fuertes.

1 Comment

  1. Martin Cifre James en Facebook el 24 diciembre, 2015 a las 1:13 am

    La verdad es que si a un alcoholico recuperado o en proceso, el alcohol no lo ha destruido se convierte en una persona de extraordinaria potencia, su resiliencia trabajada a modo de estatua, cincelada a pulsa y grabada esa frase en su alma le peLeer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.