Lo no divertido del alcohol

 

«Vivir es lo más raro de este mundo, pues la mayor parte de los hombres no hacemos otra cosa que existir» Oscar Wilde

 

Nos gusta alardear y fanfarronear de nuestras aventuras alcohólicas mimimizándolas a simples anécdotas divertidas. Cuando lo contamos, magnificamos,fantaseamos,y le ponemos un toque cómico para desdramatizar, pero en realidad sólo contamos aquello que pueda resultar gracioso porque la realidad solemos omitirla.

En esta sociedad no somos todavía conscientes de que esta asociación de alegría y alcohol es la que crea más enfermos.

Pero por cada una cosa divertida del alcohol hay noventa y nueve que no lo son, que no dan gracia,ninguna gracia.

Lo no divertido. Todo aquello que avergüenza. Las conductas y comportamientos infantiles, lo absurdo,lo ridículo,lo patético…

¿Lista …? ¡Para qué si es interminable! Lo que si se puede mencionar algunas «situaciones» que tal vez nos hagan reflexionar o incluso a algunos,sentirnos reflejados: violencia,celos,paranoias,obsesión,anulación,manipulación,victimismo,pérdida de control,comportamientos inmaduros,egoísmo,preocupar a los demás, hacerles enfermar también, gritos,conflictos,discusiones absurdas y sin sentido,mentiras y engaños,desestabilización emocional de la pareja o familiares,problemas en el trabajo,accidentes de todo tipo tanto domésticos como de tráfico,caídas surrealistas,derroches y despilfarro de dinero que no podíamos gastar,infidelidades,…

En fin,me da pereza continuar seguir mencionando lo «no divertido»,lo que no se cuenta.

A ver si aprendemos todos la lección y sabemos interpretar y detectar a esas personas, que cuando siempre cuentan historias graciosas de alcohol, detrás probablemente existe un grave problema de consumo.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.