Las excusas de un alcohólico son mucho más que excusas.

» Yo nunca bebo en casa…» Significa que nunca está en casa y siempre en la calle alternando y bebiendo todo lo que puede.

«Nunca me verás beber en exceso en un bar o fiesta…» Significa que beben mucho en casa o a escondidas para intoxicarse y luego, en el exterior apenas consumen porque ya van puestos.

» Puedes preguntar a los vecinos o bares de al lado de casa que verás como te dicen que casi no bebo nada …» Significa que ya tiene una ruta programada lejos de casa en lugares desconocidos a los que acostumbra a beber una copa, marcharse, y tomar otra en otro sitio. Así sucesivamente.

Estos son algunos ejemplos generalizados (evidentemente no todo el mundo hace lo mismo) de como se «sortean las adversidades» y como «se preparan los argumentos» para contraatacar en caso de ser reprochado o recriminado.

Detrás de una excusa de un alcohólico hay un montón de significados relacionados: mentira, trama, conspiración, manipulación, complicidad.

No sólo son excusas, son trampas para seguir bebiendo y suicidándose lenta y agónicamente.

El repertorio de estas excusas (algunas más o menos creíbles, otras de lo más absurdas y disparatadas) es interminable.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio