La voluntad no es suficiente

Es muy “ochentero” o del siglo pasado intentar salir de un infierno creado por la necesidad de consumir sólo por coj…. o fuerza de voluntad.

Eso te puede permitir mantenerte durante un tiempo abstemio y engañarte creyendo que manejas la situación dando pie en un posterior futuro, a qué pienses que ya estás curado o podrías controlarlo.

¿Fuerza de voluntad’ ¡Claro que es necesaria! Es necesaria al igual que la fuerza interior, la motivación, la ilusión, la energía y otras muchas más cosas. Pero nunca debemos olvidar que el alcoholismo, al igual que muchas drogas, es una enfermedad muy compleja y profunda que se retroalimenta de la trampa y el engaño.

Por esa razón, después de la necesaria fuerza de voluntad para emprender una recuperación y dar ese gran paso de gigante de mantenerte en abstinencia y comenzar a saborear la sobriedad, … hay que saber y aprender a mantenerse en ella.

Esto no es nunca como empieza, sino como acaba.

Hace falta mucha comprensión, reflexión, introspección, habilidades sociales para reinsertarte e integrarte en lo social sin la necesidad de consumir, y lo más importante: aprender a vivir y ser feliz sin ello.

La recuperación es un proceso secuencial, no un parón temporal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio