La tela de araña

 

Antes de enfermar existe un largo proceso que comienza cuando empezamos a asomarnos al submundo del consumo y día a día vamos acumulando malas experiencias,episodios de excesos y abusos,la pérdida de control sobre cómo queremos beber y cómo lo hacemos en realidad,cuando las cantidades y frecuencias empiezan a ir en aumento,y en general vamos «normalizando» el beber como algo cotidiano e inofensivo. Es entonces cuando simultanéamente vamos adquiriendo un «aprendizaje alcohólico» para saber sobrevivir pasando lo más desapercibidos posibles en cuanto a nuestros problemas de alcohol.

Empieza un período de compatibilidad forzada.querer llevar una vida normal y estable (tener familia,trabajo,amigos,etc.) y poder beber a la vez cruzando la peligrosa y mortal linea de beber por placer a hacerlo por necesidad.

Es entonces cuando necesitamos desarrollar un sexto sentido y agudizarlo al máximo para subsistir.

Ahí empieza el cambio:De manejar nosotros nuestra mente y guiar nuestras conductas a hacer todo lo contrario,que alcohol toma las riendas y sea él quien empiece a tomar decisiones y a planificar nuestros comportamientos.

No nos queda otra,si lo que pretendemos es continuar bebiendo,que tejer nuestra propia tela de araña vital.

La amistad se sustituye por el interés,el amor por la manipulación,y la ternura o encanto por la interpretación.

Observamos nuestro entorno y diseñamos un complejo mundo de conspiraciones,aliados,tramas,mentiras,engaños,cómplices,y objetivos vulnerables.

A cada uno le asignamos un rol para satisfacer nuestras necesidades de consumir: A uno lo utilizamos para la aprobación,al otro para sacarle dinero,a un tercero para que nos camufle y esconda nuestras inadecuadas acciones,y así sucesivamente. Es una auténtica obra de ingeniería mental.Cada persona tiene su función en ese «engranaje alcohólico» que la necesidad imperiosa de consumir y el deseo enfermizo de hacerlo,nos ha obligado a construirlo.

Los alcohólicos no hacemos nada por sentimientos o emociones. No porque no las tengamos,sino porque éstas están anestesiadas.

 

 

2 Comments

  1. Elena Guisado en Facebook el 29 julio, 2015 a las 7:21 am

    Cuando consumía vivía una terrible vida.No era consciente de como me encontraba,me he dado cuenta despues, cuando he vivido una vida sin consumir.Leer más ..

  2. Martin Cifre James en Facebook el 29 julio, 2015 a las 8:50 am

    La tela de araña que teje el alcohol alrededor nuestro durante los años es muy sutil, cuando queremos cambiar o ya es demasiado tarde o cuesta mucho más realizar el esfuerzo.Leer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.