¿La mayor fuerza para recuperarse? Sin ninguna duda, ser agradecido.

Es curioso que no «esté de moda» ser creyente pero en el vocabulario de todas las personas que conozco se utilizan mucho las palabras «demonios o Fe» o expresiones como «Gracias a Dios, Sí Dios quiere,…»

No se trata de debatir sobre creencias o fuerzas divinas pero si de observar y analizar nuestra conducta olvidadiza, la de los seres humanos en general, que cuando las cosas nos van bien o no hay un problema mayor que nos agobie, cree ansiedad, o nos atormente … enseguida nos relajamos y fácilmente olvidamos los momentos duros y críticos por los que hemos pasado.

En el caso del alcoholismo, cuando la enfermedad llega a la fase agónica en la que nuestra vida se ha destruido y carece de sentido, hemos perdido la identidad, la dignidad, y la autoestima pidiendo ayuda desesperadamente para salir de este infierno, cuando volvemos a asomar la cabeza a lo fantástica y maravillosa que es la vida en sí, sin necesidad de muchos bienes, cuando ya empezamos a vencer esa dependencia de continua aprobación ajena y empezamos a saborear la serenidad y sobriedad que con sólo el hecho de vivir y existir sin angustia una época de paz interior, tranquilidad, y bienestar … nos olvidamos muy rápido de lo mal que lo pasamos y lo mucho que nos ha costado llegar a ese estado.

La recuperación puede ser dura y sacrificada, pero es hermosa y gratificante porque cuando aprendes a vivir sin alcohol y a superarte venciendo tus propios miedos avanzando y haciendo las cosas bien, muy poco te importan las adversidades por el simple hecho de que ya no tienes temor a afrontarlas tal como eres.

Personalmente, creo mucho en la ayuda para recuperarte de una enfermedad tan compleja, en algunos métodos y en técnicas ajenas o propias para saber superar la necesidad de consumir cuando especialmente al principio «regresan».

Pero si creo en algo para que todo eso pueda llevarse a cabo y mantenerse, eso es el agradecimiento.

¿Agradecimiento a qué o a quién? ¡A la vida misma!

Ser agradecido es tener buena memoria. Es recordar el esfuerzo y la lucha interna que has tenido que pasar para renacer de tus propias cenizas y reconstruirte volviendo a aprender a ser persona.

Evidentemente el agradecimiento no casa (de hecho, es totalmente incompatible) con el orgullo, la soberbia, vanidad, falta de humildad, rencor, y muchas más actitudes o conductas más propias del enfermo que de la persona que ha vuelto a vivir.

Huelgan palabras en esta reflexión pero por muy buena recuperación que llevemos, en el momento que nos falte el agradecimiento a cualquier pequeño detalle, al final nos «habituaremos» a hacerlo y nos puede volver por el camino del que vinimos.

11 Comments

  1. Elena Guisado en Facebook el 10 enero, 2016 a las 7:17 am

    Yo no soy creyente,pero si creo en las buenas personas,agradecida estoy a ellas que por su ayuda desinteresada han echo posible el que hoy este con este,rehabilitada.Leer más ..

  2. Martin James en Facebook el 10 enero, 2016 a las 10:19 am

    El agadecer cada dia por estar vivo y sobrio es muy importante para nosotros, yo cada mañana me levanto a las 5 y me digo que soy alcoholico y me repito lo afortunado que es levantarme sobrio sin la tormentosa tortura de haber bebido la noche aLeer más ..

  3. Mejia Cmv en Facebook el 10 enero, 2016 a las 6:15 pm

    Una pregunta la asociación se encuentra en México?

  4. Las Ovejas De Mica en Facebook el 10 enero, 2016 a las 6:53 pm

    Ahora Mejia, te he respondido por privado.

  5. Flor Magnolia Osorio Lenis en Facebook el 10 enero, 2016 a las 6:54 pm

    Donde los puedo encontrar

  6. Las Ovejas De Mica en Facebook el 10 enero, 2016 a las 6:58 pm

    Hola Flor, al igual que Mejia que me pedía si estaba la Asociación en Méjico, te contesto por privado para darte información. Gracias

  7. Flor Magnolia Osorio Lenis en Facebook el 10 enero, 2016 a las 7:00 pm

    Yo vivo en colombia departamento del cauca,

  8. Las Ovejas De Mica en Facebook el 10 enero, 2016 a las 7:09 pm

    Ya te he respondido por mensaje privado. Gracias Flor Magnolia Osorio Lenis

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.