La fuerza del amor

La fuerza del amor no es el título de una película sensiblera de esas que nos quieren tocar la fibra fantaseando con nuestras carencias emocionales. ¡No, no es eso! La fuerza del amor es el motor, la energía, y el aliento que impulsa a muchas personas de este planeta a volver a tomar las riendas de su vida abandonando el alcohol al concienciarse de que el consumo de este les ha hecho enfermar, se pongan en tratamiento y rehabilitación, y a medida que vayan recuperándose vayan también reestructurando y recomponiendo con mucho esfuerzo y perseverancia, una vida que el alcohol les robó o truncó.

Es un alegato y exaltación de que la recuperación sí es posible.

Siempre hace más ruido lo malo, el fracaso, y la frustración. En el alcoholismo, las recaídas o la falta de aceptación de la enfermedad hace que muchas personas no tomen la verdadera conciencia y acaben por volver a beber, pero también es cierto que muchas, desde el anonimato y sin ser mediáticos o visibles, a la vez que se van recuperando ellos mismos también lo hacen con su familia, amigos, y entorno.

Ya es suficiente carga el estigma social y la hipocresía impuesta para desanimar a todos aquellos que padecen la enfermedad y las que la sufren con ellos.

No se trata de justificar, compadecerse, o victimizar a los enfermos alcohólicos, sino de motivar.

Hay muchos programas, métodos, y técnicas, pero sin amor … se presenta tarea complicada.

Es cierto que la visión generalizada es pesimista respecto a los porcentajes de éxito de recuperación, pero no hay que caer en esa idea de derrotismo y continuar pensando con seguridad, rotundidad, y firmeza, … que de este infierno, ¡Se sale!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio