¡Rendirse no es una puta opción! Esta es mi filosofía, este es mi tatuaje, este es el pensamiento que mana de mi alma.

» No puedo, no tengo fuerzas, no seré capaz, lo he intentado muchas veces, es que todo me sale mal, me cuesta mucho, yo no soy tan fuerte,…» es un lenguaje interno que hay que eliminar ¡Ya!.

Todo se puede conseguir y todo es posible.

Desgraciadamente perdemos tanto tiempo y nos desgastamos en agradar a los demás, aparentar y demostrar, que … al final nos olvidamos de nosotros mismos.

El alcoholismo, como muchos trastornos de esta época de mierda deshumanizada que no ha tocado vivir, es muy emocional. Si no somos capaces de resurgir de nuestras cenizas, de reinventarnos, de crear una verdadera versión de nosotros mismos en la que la aprobación ajena, los éxitos y resultados que los demás esperen de nosotros nos la soplen, difícilmente nos recuperaremos y pondremos bien.

Si no somos felices porque el consumo u otros acontecimientos nos ha desencantado, desilusionado, y acabado con nuestras fuerzas … ¡Cambiemos de rumbo!

Hace años me di cuenta que prefiero escuchar a los pájaros al amanecer que la cantidad de tonterías e imbecilidades repetitivas y de frustración que se oyen constantemente, especialmente de gente que la que habla no es ella sino las sustancias en las que se apoya para poder continuar viviendo.

¡Vamos a hacer un ejercicio de imaginación! (yo lo hice y me ha funcionado muy bien). Imaginemos que la presión social nos está asfixiando, que estamos desilusionados y nos sentimos fracasados, derrotados y rendidos porque no hemos cumplido con las expectativas que esperaban de nosotros, que todo nos sale mal, … y que para soportarlo necesitamos beber o consumir sustancias para poder soportar y soportarnos. Entonces inventémonos un antídoto contra la imbecilidad y toxicidad de algunas personas y la sociedad en general. Inyectémosla e inmunicemosnos de todo eso. Aún que sea imaginario …hace su efecto, porque yendo con la cabeza alta, con fuerza, firmeza, perseverancia y decididos a lo más hermoso que se puede obtener, ¡Vivir!, tarde o temprano eso que imaginamos … se convertirá en realidad.

¡Que nadie se rinda, hay que sacar siempre fuerzas de flaqueza y de la debilidad, porque las verdaderas gestas de superación se dan cuando te encuentras sumido en lo más profundo y desesperado!

Lo tengo clarísimo clarinete: Lo que no me destruye, me hace más fuerte.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.