Grandes conversaciones sin pronunciar ninguna palabra.

» Miradas, gestos, ademanes, movimientos que anuncian alerta, aspavientos, rostros desencajados, indicaciones oculares, silencios, y … ¡Mucha tensión!»

Esta es la comunicación «a espaldas» del enfermo que se desarrolla en una conversación en la que todos los implicados se entienden a la perfección y con una complicidad tremenda sin necesidad de pronunciar ninguna palabra.

¿Miedo? ¿Evitar el conflicto o la discusión? ¿Preocupación y angustia camuflada? … ¡No lo sé, cualquier cosa de ellas encaja para que se den estas circunstancias!

El enfermo está enfermo y aunque suene a redundancia y a aplastante lógica, cuando se trata de alcoholismo, los gestos,palabras o posibles comentarios se miden a la perfección para no «ensuciar» ni agravar más la situación, ya que con la que hay y se vive normalmente es más que suficiente.

No me canso nunca de decir que el alcoholismo es una enfermedad colectiva. Enferma uno, caen los demás cual fichas de dominó colocadas para tirar.

En un hogar o entorno alcohólico, la comunicación verbal se desarrolla extremadamente: Todos aprenden a comunicarse sin necesidad de hablar.

¿Por qué sucede esta situación tan tensa y lamentable? la explicación es mucho más sencilla de lo que parece , y aunque en esta enfermedad todo el mundo calla u omite la verdad, todos sabemos o hemos vivido de cerca este tipo de experiencias en las que los demás, cuando el enfermo alcohólico está enfadado, nervioso, o alterado, prefieren no hablar o crear confrontación y conflicto porque es lo que realmente desea el propio enfermo para tener una excusa más para culparles o simplemente «dar un portazo» y regresar a beber. No hay que excluir la posibilidad bastante frecuente de que el alcohólico provoque con toda la intención del mundo esta situación para quejarse, lamentarse, compadecerse, hacerse la víctima o el repudiado como recurso propio de su conducta manipuladora, utilizando el chantaje emocional u otras artimañas para hacer sentir causantes y culpables de la frustración y mierda de vida que soporta por su enfermedad y necesita explayarse con los que más le quieren.

¿Parece algo retorcido y complicado? ¡Pues no, no lo es, así es cómo funciona una mente alcohólica!

2 Comments

  1. Enrique Román Martinez en Facebook el 22 marzo, 2016 a las 7:23 am

    Buenos días, es tan compleja, tan colectiva, tan embaucadora, tan destructiva la enfermedad del alcoholismo que cualquier cosa por insignificante que sea puede desencadenar una gran tormenta.Leer más ..

  2. Martin James en Facebook el 22 marzo, 2016 a las 7:23 am

    El caso es que yo me he dado cuenta que aun estando en recuperacion, de alguna manera i otra he buscado el conflicto y la confrontacion aunque sea menor pero orbitando en mis pensamientos, se que es una conducta que arraigo de antes dd beber, seLeer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.