Excusas mil,motivos ninguno

 

» Tenía la extraña sensación de que aunque todo fuera bien, algo saldría mal. Nunca era feliz ni cuando debía serlo. Siempre ansioso, preocupado, temeroso. Una terrible angustia vital me invadía. Me sentía solo aunque estuviera rodeado de gente, con mucho miedo. A veces este miedo se convertía en pánico irracional con ataques muy fuertes en los que iba confuso, desorientado, tembloroso y asustadizo. No quería beber porque sabía que podía empeorarme, pero en aquellos momentos …el alcohol era lo único en el mundo que podía aliviarme.»

¡Cuánta gente bebe alcohol como automedicación! ¡Cuantas personas necesitan consumir para paliar su depresión, tristeza, soledad, ansiedad…! No todo el mundo consume socialmente para reír y estar de juerga, para relacionarse o tener esa sensación de euforia que nos proporciona el alcohol al desinhibirnos en las primeras horas de su consumo.

He narrado este breve relato para sensibilizar y hay un momento en que seguramente casi puedo conseguir, manipulando la información, que se sienta pena por esa persona y de alguna manera se justifique su consumo.

¡Pues no, no hay motivo! No podemos decir nunca que hay un motivo para beber alcohol en exceso, abuso, o prolongadamente. Siempre, ese motivo …será una excusa.

Para cualquier patología existe su correspondiente tratamiento y el alcohol, por mucho que pueda parecerlo, nunca lo es.

1 Comment

  1. Martin Cifre James en Facebook el 20 noviembre, 2015 a las 3:52 am

    yo tambien me he identificado con esa situacion por que pase por lo mismo, era tal la angustia vital que sabia que la unica manera de intentar paliarla era bebiendo y tambien empeoraria la situacion, a mi por ejemplo, me sensibilizan los ataqueLeer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.