«Es necesario saberse concentrarse sobre una sola cosa.Todos los oficios deben ser ejercidos con concentración» Yamamoto

 

Creo que el significado de cada concepto se debe entender en un contexto para tener sentido.

En mi caso, y en el de muchos compañeros de recuperación, la palabra deshabituación nos marca siempre en un sentido que evidentemente lo asociamos como peyorativo, ya que es el de abandonar el alcohol y el mundo que lo envuelve.

Pero así como me he deshabituado del alcohol, a la vez me he habituado a vivir sin él.

Por lo tanto, cuando parece que me desgasto o involucro dedicándome horas a hablar y reflexionar sobre las conductas del alcoholismo, da la impresión que estoy obsesionado.

No es una paranoia ni una sensación extraña, sino que de mucha dedicación lo puede aparentar. Incluso, desde que empecé con todo esto hace unos años se me ha «recordado» muchas veces.

Soy partidario de que cada maestrillo tiene su librillo y debe emplear su propia técnica si esta es positiva para su objetivo.

En este caso ,la concentración es mi escudo. Pero insisto, estoy concentrado ,no obsesionado.

El mantenerme concentrado significa mantenerme humilde ante esta enfermedad tan cruel y compleja a la vez.

Significa tener mi «panel de control cerebral» activado.

Tal vez algún día no necesite de tanta concentración, de hecho con los años, siempre que vayas trabajando bien, los mecanismos de defensa y alarmas empiezan a tener una conducción automática. Pero de momento, me gusta lo que hago, me sirve, y me ayuda.

¿Buena técnica? A mí de momento …me funciona,

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.