» … es que la bebida no le sienta muy bien»

 

«Muchas excusas son siempre menos convincentes que una» Aldous Huxley

Nos pasamos media vida quejándonos sobre el comportamiento del enfermo y luego, la otra restante, disculpándole.

Este tipo de «excusas baratas» para camuflar una enfermedad que habla y se delata por sí sola es completamente absurdo.

¿Qué la bebida no le sienta muy bien …? ¡Normal, ni a nadie que consuma como un descosido! El alcohol en exceso no sienta bien a nadie, y todavía mucho peor a quien necesite de mucha cantidad para presentar síntomas de embriaguez.

¡Si no hablamos claro, será difícil entendernos! ¿Qué bebe, cómo bebe, cuánto bebe, cada cuándo, …? Todos estos datos nos facilitaran un juicio más o menos exacto. No es lo mismo que a alguien le sienten mal dos copas porque no bebe frecuentemente y nunca abusa, que a un consumidor habitual y de grandes cantidades se le intente disculpar porque se ha excedido y embriagado.

El alcoholismo se debe ver desde un enfoque realista y pragmático. No hay que dejar de ser objetivos porque quien bebe es alguien a quien queremos o de nuestro entorno cercano. Un problema de alcohol puede ser inicialmente eso,… simplemente un problema de alcohol. Pero, si ese problema persiste y no se toman medidas, muy probablemente acabará convirtiéndose en una enfermedad crónica e irreversible.

No creo que ayude mucho la imparcialidad al tapar los ojos o mirar hacia otro lado cuando el problema está enfrente de nuestras narices.

 

[youtube]http://youtu.be/ighSddnnaPE[/youtube]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio