Entrenamiento espartano psicológico

 

Entrenamiemto. Cuando hablan de entrenamiento espartano se refieren siempre a características físicas para potenciar con duro trabajo y la máxima intensidad,una serie de ejercicios para mantenerse en forma.

El tipo de entrenamiento al que me refiero (aunque soy un enamorado de la disciplina,a la que considero mi salvadora del infierno del alcohol),lo hago desde un enfoque psico-social de como las personas como nosotros,alcohólicos en proceso de rehabilitación,rehabilitados,o en recuperación eterna.

¿Cómo encajar este bombardeo masivo de información,mensajes,y asociaciones que incitan al consumo? ¿Cómo defenderse? ¿Cómo saber sobrevivir y volverse adaptarse a la sociedad sin ser considerado un bicho raro?

Tengo muy claro mi programa desde que empecé a recuperarme. Lo tengo claro y lo sigo a rajatabla. Tanto el mío personal como el que trasmito a otras personas,pero lo que no puedo es negar la evidencia.

Vivimos en una sociedad que da culto e idolatra el consumo de alcohol. Me mantengo firme y me ratifico en que no soy de la liga anti-alcohol y me parece muy normal que la gente pueda beber si no está enferma o por ello,tiene consecuencias directas o colaterales. Pero que esté de acuerdo no significa que no pueda ser crítico con la fuerte asociación de ideas (y cada día más,:avanzamos en lugar de retroceder en lo que se refiere a concienciación) de salir y beber.

Los que no entienden o padecen esta enfermedad les cuesta comprenderlo,pero hoy en día,ir a dar una vuelta,pasear por una noche de verano,cualquier acontecimiento que entra en la lógica en estos períodos vacacionales,se traduce en un constante movimiento y ajetreo de copas por todos los lados. El bombardeo es masivo,intenso.

No hace falta condicionar a nadie para que deje ambientes tóxicos porque la toxicidad del consumo está tan presente como el aire que respiramos. Lo que es muy necesario,es entrenarse muy duro para aceptar y saber abstraerse en el alterne y ocio,de que eso …no va con nosotros.

Muchas veces me dicen que tengo poca vida social. ¡Se equivocan! Probablemente tengo diez veces más vida social que cuando bebía alcohol,pero esa es en horas donde el consumo está más reprimido y el entorno no acompaña.

Esa es otra de las incoherencias del alcohol: Hablamos de vida social cuando nos referimos a la noche,a las cenas,a las salidas,… y nos olvidamos que uno puede hacer muchas cosas de día sin necesidad de meterse en la boca del lobo.

Lo confieso:Estoy muy entrenado para convivir en actos o eventos donde la gente consume sin que me afecte,pero eso no significa que los mensajes no me lleguen como un bombardeo,sino que debo extremar más mis alarmas para no despistarme.

La verdadera terapia y recuperación de un enfermo alcohólico empieza cuando nos «reincorporamos» a la vida social.

Veo más peligro en la interacción social que en la capacidad del propio sujeto recuperado.

2 Comments

  1. Martin Cifre James en Facebook el 20 julio, 2015 a las 8:05 am

    Yo me sigo entrenando y a veces me molesta cuando me siento a tomar un cafe a leer o dibujar y alrededor mio las mesas todo el mundo esta bebiendo, es verano hace calor, entiendo que se opte por la cerveza pero si me molesta me marcho.Leer más ..

  2. Enrique Román Martinez en Facebook el 20 julio, 2015 a las 8:29 am

    Buenos días, efectivamente, la practica de lo escuchado y dicho en las terapias, es en la calle donde se debe de poner en practica, no sirve hablar bien En ellas, escuchar atentamente y quedarnos solo en eso.Leer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.