En la recuperación, la vigilancia debe sobrar.

Cuando alguien decide y adquiere el compromiso de dejar de beber es cuando en troría debe desaparecer la vigilancia y el control sobre el enfermo.

Es un concepto tal vez difícil de comprender pero si se entiende no resulta tan complejo: Lo que no se puede es tener al familiar en rehabilitación, desintoxicación y deshabituación haciendo un programa de recuperación y estar todo el día pendiente de él, porque así lo único que conseguimos es que enferme más todavía la persona o personas que están pendientes.

Si el enfermo quiere dejar de beber, dejará de beber. Evidentemente no será tan fluido y sencillo de dejarlo en un centro y que de un día para otro se le quiten las ganas de consumir sino que será un proceso largo y costoso en el que su estado emocional será lo más parecido a una montaña rusa: días de euforia y optimismo, días de nostalgia y bajón. Así constantemente durante un tiempo hasta que asimile esta «nueva» forma de vivir y la acepte poniéndose cada vez mejor, más estable. y más regular.

Pero el «hacer de policía» o la vigilancia para que no beba, puede que en un principio cuando el enfermo no está convencido sino más bien obligado y condicionado sea necesaria, pero pasado un tiempo esta debe ir desapareciendo.

¡Ojo, hablo de vigilancia no de credibilidad y confianza! Aquí no debemos confundir. El alcohólico puede decir la verdad cuando nos anuncia que se siente cómodo y le están desapareciendo las ganas de beber desde que sigue un programa pero eso no significa que esté curado y que le puedan venir más adelante y recaer.

Pero lo de estar encima cuando hay una intención y una actitud y los síntomas no delatan consumo, aunque pensemos que estamos ayudando puede hacer el efecto contrario y ser contraproducente.

Como he empezado al principio, si el enfermo quiere dejar de beber, dejará de beber, y siguiendo esta premisa lo mismo pero al revés: Si el enfermo quiere continuar consumiendo, por mucho que se le vigile y esté encima, sacará alcohol de debajo de las piedras o convertirá a estas en alcohol.

Como todo en el alcoholismo es un tema muy complejo, por eso es recomendable que los familiares y soporte hagan un seguimiento y se esfuercen (por muy cansados que estén de intentos) en comprender de que va en realidad esta enfermedad.

2 Comments

  1. Marga Martorell Riera en Facebook el 2 marzo, 2016 a las 6:32 pm

    En la recuperación lo que más valora un enfermo es la confianza y esta confianza ciega solo te la dan los que de verdad te aman y les pesa mucho porque esa confianza ya tambalea, pero al fin y al cabo son coadictos y aún tienen esperanza.Leer más ..

  2. Martin James en Facebook el 3 marzo, 2016 a las 4:49 am

    A mi me paso que al comenzar un anterior programa mi padre ejercio de policia durante meses para estar sin beber, me daba antabus( pastilla que si se ingiere no se puede beber por sus efectos colaterales), tenia un compromiso para con el y la veLeer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.