¿En cuánto tiempo estaré bien?

Ir a una recuperación con esta predisposición ya es presagio de fracaso.

Preguntar o plantearse «cuánto tiempo se necesita» es síntoma de precipitación, de inmediatez e impaciencia, de … desconsideración y falta de respeto a la enfermedad.  Es un no tomárselo en serio o frivolizar. Es infravalorar la importancia del significado recuperación.

Los centros y asociaciones de grupos de autoayuda no están para «aprender» a beber o controlar, para enseñar a cómo hacerlo, no son programas «express», sino son algo mucho más serio, comprometido, y profesional en donde,precisamente compañeros que vienen del mismo infierno que tú, intentan ayudarte y hacerte comprender que esta enfermedad, el alcoholismo, jamás hay que tomársela a la ligera y mucho menos tener prisas.

¿Cuánto tiempo tardaré para conseguir estar bien? ¡Depende de ti, el enfermo! No se trata de cantidad (en este caso tiempo) sino de calidad (atención, comprensión, y mucho,mucho,muchísmo esfuerzo y sacrificio).

La actitud para una buena recuperación, precisamente debe ser todo lo contrario y el planteamiento formulado al revés: «Estaré aquí el tiempo que haga falta hasta que comprenda que soy un enfermo alcohólico, que la botella es más poderosa que yo, que me ha vencido, y hasta que aprenda a vivir sin necesidad de beber»

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio