El peligro de no reconocerse como enfermo cuando lo estás

 

¡Nadie quiere ser alcohólico! ¡nadie acepta haber enfermado! Antes de eso, intentaremos justificar, dar motivos o explicaciones (excusas), compararnos con los demás, minimizar las consecuencias, restarle importancia, …

Reconocer la enfermedad significa aceptar que se necesita ayuda y que debemos ponernos en tratamiento y dejar de beber, pero para un alcohólico tener que dejar de beber es quitarle la vida.

De ahí la necesidad de demostrar y aparentar a los demás que en realidad nosotros podemos controlar, moderar, reducir, hacer continuos experimentos, etc con fracaso como resultado final.

De una manera u otra, todos acabamos haciendo lo mismo:negar, resistirnos, no reconocer.

El peligro de no creerse enfermo cuando en realidad lo estás es que esta enfermedad se «retroalimenta». Es progresiva y va en aumento en todo lo peyorativo. Ya no sólo en el consumo (cantidades, frecuencias) sino en la conducta y actitud. Cada vez es más difícil y complicado salir y los efectos y consecuencias se van multiplicando. .

Alargar, posponer, retrasar el afrontar una realidad como esta, lo único que hace es empeorar las cosas y perder la credibilidad de los que nos rodean.

Cuanto antes pongamos remedio y busquemos una solución, antes podremos recomponer, reorganizar y salvar nuestra vida. Todo o contrario … está condenado a un mal final.[youtube]https://youtu.be/HXwnkWsvlqQ[/youtube]

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.